¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En esta página web usamos cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios,con el objetivo de facilitar la navegación por nuestra web y cumplir con los criterios de accesibilidad y usabilidad, así como de adecuación a diferentes dispositivos.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños ficheros que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra que no es nuestro caso.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Por nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

  • http://www.ghostery.com/privacy-statement
  • http://www.ghostery.com/faq
  • http://www.allaboutcookies.org
  • http://www.youronlinechoices.eu
  • http://www.international-chamber.co.uk/our-expertise/digitaleconomy

¿Cómo utiliza esta página web las cookies?

Esta página web tan solo utiliza cookies necesarias para el correcto funcionamiento de la página, así como para evitar spam e intrusos que pueda dañar tanto la estructura de la página web, como la de los equipos que la visitan. No obstante, podrá controlar sus cookies a través de su navegador según las instrucciones que se pueden encontrar al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  • Cookies de Rendimiento
  • Cookies Funcionales (no utilizadas en nuestra página web)
  • Cookies de Marketing (no utilizadas en nuestra página web)

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a esta web a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona este sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que usted navegue por el sitio.
  • Que esta web recompile información sobre cómo utiliza usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias.

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

Las cookies que utiliza este sitio web son todas propias y son las siguientes:

Cookie Funcionalidad  Permanente/Sesión

67fd7583ccf7891e08116ad143fe5066

bf0f7636fd2e6ba33c81f867e50eaefc

Cookie que controla la seguridad del usuario, evita y controla posibles infecciones de usuarios maliciosos que intentan inyectar ficheros o código con fines no lícitos. De sesión, de tal manera que se borra del equipo cuando se cierra la página web.
cookieAcceptanceCookie Cookie dirigida a informar sobre el uso y privacidad de cookies en este sitio web. Es permanente facilitando el rápido acceso a esta página web una vez que se ha descargado en el equipo del usuario.

Cookies Funcionales

El propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de la web. Se podrán rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. Esta web no utiliza estas cookies que sirven para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en este sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de márketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

Cookies de Marketing

Dichas cookies, que tampoco, recordamos, utiliza esta página web, son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a esta web, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales
  • Pasar información sobre su visita a la página web para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies en las páginas web que visite siempre y cuando estas precisen de autorización del usuario según el Artículo 22.2 de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico que fue modificada en algunos aspectos por el Real Decreto-Ley 13/2012, de 30 de marzo, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

He aquí algunas instrucciones sobre cómo llevar a cabo dicho proceso:

  • Chrome, desde http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647
  • Explorer, desde http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9
  • Firefox, desde http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we
  • Safari, desde http://support.apple.com/kb/ph5042

Tan sólo leeremos o escribiremos cookies propias para los fines arriba descritos y que se encuentran en las cookies exceptuadas por su finalidad por el Grupo de Trabajo del Artículo 29 que ha estudiado el uso de las mismas. No obstante, aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Ruta

Fecha y Hora

Domingo, 21 Julio 2024
9:21:20am

GCOFICIAL copia

 

HOGAR NAZARET, UNA OBRA DE DIOS

 

logo hispania

 

pqco2

 

pqco

 

e mas

Carta abierta de un guardia civil retirado al ministro de Interior: "Su código ético es innecesario, indecente e inmoral"

Compartir este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Tamaño letra:

WhatsApp Image 2022 03 05 at 6.29.06 PM

Señor ministro, ya teníamos un código ético de "conducta", nuestra "Cartilla", por lo que su nuevo código para los guardias civiles, quizás no tanto por lo que dice, sino por lo que sugiere, falta de ética de los guardias civiles, y por la sustitución de este por nuestra "Cartilla", es inmoral, indecente e innecesario.

Soy guardia civil retirado por un accidente en acto de servicio y soy hijo del Cuerpo, por lo que durante toda mi vida, personal y profesional, he estado imbuido y del espíritu ahumadiano, ese espíritu del que sólo pueden disfrutar quienes han seguido las enseñanzas que el propio Duque de Ahumada plasmó en la Cartilla del Guardia Civil en 1845, nuestra "Cartilla", nuestro código de Honor, nuestro código ético, que nos ha llevado a dar, en muchas ocasiones más de lo que se nos exigió. Un espíritu con el que usted pretende acabar.

No creo que sea necesario, pero me veo en la necesidad de explicarle, a cuenta de su nuevo “Código de Conducta para el guardia civil”, que la ética estudia lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, ​la moral,​​ la virtud, el deber, el Honor…; y que la moral por su parte está formada por el conjunto de los valores, las costumbres, las creencias y las normas de una persona, de un grupo, de una comunidad o de toda una Institución.

El Honor, señor ministro, implica para el guardia civil esa cualidad moral vinculada al deber, a la virtud, al mérito, al sacrificio, al heroísmo; que trasciende para nosotros al ámbito profesional y en muchas ocasiones al ámbito familiar por el bien común, por el bien de la comunidad, de la sociedad.

Inmoral, señor ministro, es todo aquello que se aleja de las buenas costumbres o de las acciones que son consideradas como correctas; la sociedad espera que las personas respeten una especie de guía de convivencia y actuación que esté regida por la moral, por la ética, por las buenas costumbres, por los más altos ideales; moral, ética, buenas costumbres que el guardia civil ha seguido y mantenido con su propia guía de convivencia y de actuación, la "Cartilla del Guardia Civil".

Por eso, señor ministro, el creer, el hacer creer que la Guardia Civil necesita un código ético, que sólo la Guardia Civil necesita un código ético, es inmoral, lo es porque precisamente es la Guardia Civil, son los guardias civiles quienes desde 1844 están cumpliendo un código ético que va más allá de lo que la sociedad les exige, como es inmoral que se ponga en duda a los guardias civiles y a la Institución, poner en duda, hacer creer, que tan sólo la Guardia Civil necesita un código ético, el vendérselo a la sociedad a través de la prensa en grandes titulares es además de inmoral, obsceno y ruin.

Es además innecesario, porque no va a determinar ni a cambiar para nada el correcto comportamiento de los guardias civiles, o el correcto funcionamiento de la propia Institución, porque ya se regían por un código ético que muchas policías, muchas instituciones han llegado a copiar, por ejemplar, otra cosa es que lo necesario sea, precisamente poner en duda la propia existencia de la Guardia Civil, quizás sea eso, que el peaje a pagar a sus socios sea la desaparición de la propia Guardia Civil, comenzando por su propia guía ética, por su "Cartilla", ¿Es eso señor ministro?.

Es indecente por improcedente y deshonesto con los guardias civiles y con la Institución, no ya el código ético en sí, sino el hecho de haber pretendido poner en duda a través de él, la honestidad, la integridad, la moral, la dignidad, la honradez, la ética de los guardias civiles, yo personalmente he pensado, sé que muchos de mis compañeros también, que esta actuación, esta gestación solo ha podido provenir de un ser un impúdico, desvergonzado, obsceno y abyecto.

Antes de este Código ético los guardias civiles ya hacían gala de unas cualidades morales, que han sido desde la fundación de la Institución representativas de quienes forman parte de ella y signo de identidad de la propia Guardia Civil, plasmados en nuestra "Cartilla", lo que ha supuesto un auténtico orgullo, un verdadero honor para todos los que hemos formado o forman parte del Cuerpo, cualidades como las de disciplina, honor, espíritu de sacrificio, abnegación, integridad, profesionalidad, lealtad, compañerismo y espíritu benemérito ya las teníamos antes de su Código de conducta y han sido precisamente esas cualidades morales las que han hecho que lleguemos hasta nuestros días, por encima de instituciones que fueron quedándose en el camino por corruptas.

Nosotros, señor ministro no tenemos comisarios Villarejos o mayores Traperos, tenemos a guardias civiles íntegros, que no dudan en respetar las leyes y la Justicia en sus actuaciones, enfrentándose incluso al propio Gobierno para preservar el deber de reserva y secreto y que la justicia prevalezca, y usted señor Ministro es probablemente quien mejor lo sabe, y guardias civiles que no dudan en dejar sus cargos frente a las injusticias y arbitrariedades con sus subordinados, aunque provengan del propio Gobierno, siguiendo el ejemplo, unos, los primeros, del cabo que no permitió a Narváez, presidente del Gobierno y obedeciendo las órdenes recibidas, que pasase con su carruaje por un lugar no permitido y otros, al propio Duque de Ahumada, que cuando Narváez exigió que se castigase a ese cabo, por haber simplemente cumplido las órdenes recibidas, puso su cargo a disposición del presidente, entendiendo que era una medida injusta y arbitraria, ¿le suena señor ministro?.

¿Cómo debemos entender esto señor ministro? "Este código ético ha de entenderse en términos de la voluntariedad que emana de la vocación profesional de ser guardia civil, de forma que su finalidad ha de ser la de estimular conductas que, además, sean una referencia y ejemplo a seguir por el resto de miembros del Cuerpo... ", que aparece en el enunciado del real decreto. La única interpretación a la que podemos llegar es que el Honor, la que ha sido siempre la principal cualidad, una seña de identidad de los guardias civiles, ha pasado ahora a ser una opción voluntaria y no una cualidad moral obligatoria y representativa de la Guardia Civil, como ve, señor ministro, algo inmoral, indecente e innecesario.

La Guardia Civil tiene, por ponerle un ejemplo de lo que usted le pide a los guardias civiles, el respeto y la defensa de la Constitución más que acreditada, por encima de otros cuerpos policiales que al parecer no necesitan códigos éticos, ¿recuerda usted a los Mossos de Escuadra?, como acreditada tiene la lealtad institucional y el respeto competencial con el personal de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ¿puede usted decir lo mismo de esos otros cuerpos policiales?, ¿recuerda usted a policías civiles en misiones militares que corresponde asumir por competencias a Guardia Civil? o ¿a esa inspectora que quiso obligar a unos guardias civiles, que estaban actuando dentro de su marco competencial. a que le entregase el alijo que acaban de aprehender para colgarse ella la "medallita" de la incautación?

Le pide usted, señor ministro, a los guardias civiles respeto por la historia y tradiciones del Cuerpo y me pregunto, porque no le pide esto mismo a “los otros”, qué pensarán los policías nacionales decentes, cuando se les relaciona y cuando asumen que son herederos de la Policía General del Reino, abolida por corrupta en 1840, reescribiéndose la propia historia de la Policía Nacional, para presentarse a si mismos, como el cuerpo policial más antiguo de España. A mí personalmente ya nada me extraña, reescribir la historia se ha convertido en algo tan español y… tan catalán.

Y por último, señor ministro, ¿ha redactado usted esto, o lo ha leído al menos?, me refiero a los artículos 27 y 35, el primero de ellos habla de la reserva respecto del servicio y en su apartado 1 dice “La actuación de los hombres y mujeres de la Guardia Civil estará sujeta al cumplimiento de los deberes de reserva y secreto. Al deber de reserva, entendido como es el sigilo o discreción sobre todo lo que el personal pueda conocer con ocasión, o por razón, del desempeño de sus funciones, deberá sumar el deber de secreto sobre todos los asuntos, actos, documentos, informaciones, datos, objetos y materias cuyo conocimiento por personas no autorizadas pueda dañar o poner en riesgo el desarrollo de la labor policial, a cualquier ciudadano o, en última instancia, a la seguridad y defensa del Estado”, y el Artículo 35, que va sobre el Auxilio y colaboración con la Administración de Justicia, mantiene que ”Desde su condición de policía judicial, auxiliarán a jueces y fiscales en las investigaciones que les sean encomendadas y en todo cuanto sea necesario, respetando su independencia e imparcialidad”, nada más que decir, señor ministro, todo está dicho, tan sólo queda realizar el primer tiempo de saludo al coronel Pérez de los Cobos.

Permítame un consejo de un simple guardia civil retirado, si quiere un código ético, una verdadera guía de de convivencia, de una correcta actuación personal y profesional, de buenas costumbres, de cualidades morales vinculadas al deber, a la virtud, al mérito, al heroísmo, a la honestidad, a la integridad, a la dignidad, a la honradez, a la disciplina, al honor, al espíritu de sacrificio, a la abnegación, a la profesionalidad, a la lealtad, al compañerismo o al espíritu benemérito, léase con detalle nuestra Cartilla, y utilícela como ejemplo para quien la necesite, a nosotros ya nos tiene leales, preparados a seguir defendiendo la Constitución y las leyes, dispuestos a seguir manteniendo, como siempre, el deber de reserva y secreto, preparados para seguir auxiliando a la Justicia, con independencia e imparcialidad.

Hay un dicho popular que mantiene que "antes de cambiar el mundo deberíamos dar tres vueltas por nuestra casa".

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado accidente acto de servicio

Himno Guardia Civil